Feliz cumpleaños, barbón.

Feliz cumple

Hoy, hace 5 años, nació un barbón. Era un hombre sencillo, mal dibujado, alegre y malhumorado. Ese mismo día me animaba a dibujar mi primer cómic, en un momento de tristeza, en el que me sentía perdido y necesitaba aferrarme a lo que más me importaba, a lo que más disfrutaba: a las cosas sencillas de la vida, a mi familia, al cómic (y a las pizzas). Hoy, hace 5 años, era incapaz de imaginar dónde me llevaría esta aventura, ni lo muy distinta que sería mi vida al cabo de tan poco tiempo.

Hoy, 1 de Julio de 2015, celebro lo impensado. Y lo celebro de una manera impensada: con la casa vacía. El barbón secuestrado, la Clau y las niñitas viajando por el espacio y con un marciano verde a cargo del sitio web. Porque justamente de eso se trata Siento y Miento para mí: de lo impensado, de lo que resulta mejor sin planes, de hacer planes solo cuando parece una mala idea, de lo que suena imposible (para mí) hecho posible.

Hoy escribo este texto para todos quienes pasan por este blog: los seguidores fieles, los lectores casuales, incluso quienes ya no leen las tiras. A toda la familia, amigos, conocidos y desconocidos que hicieron posible esta aventura. Pero por sobre todo le escribo a uno, el más impensado de todos, el que cobró vida propia y me enseñó tantas cosas. Muchas gracias a ti. barbón, por aguantarme mis locuras, mis crisis, mis cambios y mis caprichos durante estos 5 años.

Muy muy feliz cumpleaños, barbón, donde quiera que estés.

Y muchas gracias a ustedes por leer.

–Alfredo R.